Dioses de la Religión Maya




Lo que hasta ahora conocemos de la cultura maya precolombina nos da a entender que estamos ante una antigua sociedad en la que la religión, y sobre todo, la inmensa fe y devoción, dotaban de sentido a todo lo que entonces pasaba, y en la que por tanto, los dioses debían ser venerados muy bien.

De esta manera, y como de las anteriores palabras se deduce, los mayas eran politeístas, y es más, cada uno de ellos poseía diferentes atributos, por lo que, consecuentemente, un solo dios puede verse representado de varias maneras, además de tener matices positivos y negativos, no quedándose así los mayas tan sólo en la dualidad aparente de dioses de la vida y bienestar (el de la fertilidad, maíz, lluvia,…), y del sufrimiento y dolor (dioses de la guerra, de las malas cosechas, es decir, de todo lo malo). Ahora bien, al contrario de lo que algunos puedan pensar, los dioses no eran representaciones divinas con forma humana, sino que eran una plasmación metafórica basada en mitos (extraídos de su propia cultura) de la ideología maya. De esta forma, eran los dioses los que atribuían de sentido a la jerarquización de la sociedad maya, y a la existencia de todo cuanto les rodeaba.

A continuación vamos a ver algunos de los dioses más destacados:

Ixpiyacoc e Ixmucané:

Dioses cuyo nombre quieren decir "el viejo y la vieja". Son sabios que descubrieron la astrología, el foco principal de las creencias religiosas de los quiché, y también el importantisimo calendario. 

Itzamná: señor del Cielo

Zamná, también llamado en su faceta deificada Itzamná, fue en un principio un gran sacerdote mayallegado con los chanesde Bacalar (después llamados itzáes) para fundar y establecerse en Chichén Itzá, hacia el año 525 d. C., "durante la primera bajada, o bajada pequeña del oriente, que mencionan las crónicas".

Ahí, en Chichén Itzá, habiendo asentado los chanes la sede de su gobierno, vivió Zamná un tiempo y enseñó sus doctrinas. Hombre sabio que "puso nombre a los parajes y tierras, sitios y promontorios de Yucatán", e inventó los primeros caracteres que sirvieron de letras a los nativos de la región. Este sacerdote recibió asimismo el nombre de Lakin-Chan que en lengua mayaquiere decir "el sacerdote Chan, que vino del oriente".

La importancia de Zamná como fecundo creador de la cultura maya deriva de su llegada a Chichén Itzá en la época de su fundación.
Lee Lawrie, Representación de Itzamná (1939). Biblioteca del Congreso Edificio de John Adams,Washington D.C.

La influencia de Zamná siguió la ruta de los chanes hacia el poniente quienes, en su trayecto por la península, fundaron otras ciudades populosas, hoy importantes, como Ek Balam, Izamal,Motul y T'Hó, que se ubicó donde está la actual Mérida, que fue fundada por los españoles durante el proceso de la conquista de Yucatán.

Kinich Ahau:
Señor del ojo del sol. En la mitología maya, Kinich Ahau era el dios del Sol y patrono de la música y la poesía; era hijo de Hunab Ku y estaba casado con Ixchel, la Luna. Se le considera una de las advocaciones de Itzamná o Zamná. También se le vincula con Kinich Kakmó. Es el dios G de acuerdo con la clasificación del investigador alemán Paul Schellhas.

Era el gobernante de los dioses, y como tal solucionaba los problemas y distribuía las tierras entre los diferentes pueblos. También era el dios de la guerra.

Los sacerdotes de sus templos recibían el nombre de Ah Kin, los del Sol y del Tiempo, y profetizaban el futuro de los hombres.

Ix Chel: Diosa de la Luna

En la mitología maya Ixchel (pronunciado [iʃ'tʃel]) era diosa del amor, de la gestación, de los trabajos textiles, de la luna y la medicina. En algunas ocasiones se le representaba acompañada de un conejo. Una de sus advocaciones era considerada maléfica, y se le representó en los códices, como una mujer vieja, vaciando los odres de la cólera sobre el mundo. En textos jeroglíficos su nombre esChak Chel (arco iris grande), en el Chilam Balam su nombre es Ix Chel (mujer arco iris).


Vucub Caquix:

Vucub Caquix (siete guacamayas) era demonio reinante del inframundo, Xibalba, y con Chimalmat, el padre de los gigantes Cabrakán y Zipacná. Él y sus hijos eran arrogantes y los gemelos Hunahpú yIxbalanqué mataron a Vucub. Caquix y Zipacna, junto con su co-regente, Hun Came. Los gemelosHunahpú y Ixbalanqué lograron engañar a Vucub Caquix, logrando así quitarle su dentadura y ponerle maíz en vez de dientes y luego le reventaron las niñas de los ojos, dejándolo sin sus riquezas.

Kisín:
Kisín es un personaje mitológico de la etnia lacandón en México y Guatemala, derivado de antiguas leyendas mayas y mexicas.

Kisín significa «el hediondo» o -según otras fuentes- «demonio», «diablo», «maligno».

Según esta cosmología, el infierno regido por Kisín es en realidad una especie de purgatorio para la mayoría de las personas que mueren: sin embargo las mujeres que mueren en el parto o los soldados muertos en batalla no deben pasar por allí, y en cambio los suicidas quedan relegados a permanecer allí por toda la eternidad.

Los antiguos mayas lo imaginaban como un esqueleto con los ojos colgantes. Su oponente era el dios del maíz y la vegetación, llamado Ah Mun o Hun-Hunahpu que a menudo se muestra con una mazorca de maíz creciendo en su cabeza.

Para los lacandones Kisín es «un personaje iracundo, que patea la base de la gran ceiba cuando está de mal humor, provocando seísmos».

Para la cultura popular actual, Kisín ha permanecido como un personaje que habita el subsuelo y a quien se le atribuyen los terremotos.

Chaac: Dios de la Lluvia

Chaac o Chaak fue una importante deidad del Panteón maya, asociada al agua y sobre todo a la lluvia. Su equivalente centromexicano es Tláloc y su equivalente zapoteca es Pitao Cocijo.

Representado con una larga trompa inclinada hacia arriba, Chaac tenia mucha importancia entre el pueblo y éste lo invocaba para obtener buenas cosechas. Según los relatos, el dios que posiblemente fue introducido por influencias centromexicanas -por ejemplo, teotihuacanas- y que debia su importancia a la carencia de grandes fuentes fluviales en la península de Yucatán, moraba en las cuevas o cenotes, en definitiva, en las entradas al inframundo.

Esta caracterizado en los edificios de Puuc, zona que también se caracterizaba por la falta de agua. También pueden verse sus representaciones en Uxmal, Sayil, Kabáh o Chichen Itzá.En ocasiones se le representa como cuatro dioses separados según los puntos cardinales: Chac Xib Chaac (Chaac Rojo del Este), Sac Xib Chaac(Chaac blanco del Norte) Ek Xib Chaac (Chaac negro del Oeste) y Kan Xib Chaac (Chaac amarillo del Sur). Representado comúnmente como un hombre viejo con una apariencia que asimila a un anfibio o reptil, su característica nariz larga y curva, cargando un hacha que representa el trueno o rayo. Ha sido asociado con la rana o sapo.

Hoy día se le sigue rindiendo culto ente los agricultores tal como los estudios antropológicos dejan entrever, sin embargo es bajo el nombre de Santo Tomás, esto gracias al sincretismo entre las culturas mayas y cristiana.

Kukulcán. Dios del viento:
La asociación que se ha sugerido sobre el héroe constructor de la cultura maya-tolteca Kukulcán, con el dios maya del viento, no se ha establecido con certeza.

En vista de la posición predominante que tuvo Kukulcán durante la Época Postclásica, pareciera raro que si el era la deidad del viento, no se hayan podido encontrar más representaciones suyas.

La asociación de la deidad del viento con Kukulcán se funda en la comparación que hay en la mitología azteca de Quetzalcóatl con Ehécatl, la deidad del viento, que barre el camino del dios de la lluvia.

El jeroglífico del nombre de kukulcan se encuentra en férrea relación con el de Chaac.

Era patrono del día Muluc y era una deidad benévola y benefactora con el hombre.


Yum Kax. Dios del Maíz:
El dios del maíz o dios de la agricultura es representado como un hombre joven con una mazorca de maíz sobre su cabeza como adorno De todas las deidades representadas en los códices, esta deidad ofrece el mayor grado de deformación de la cabeza.

Yum kax es representado a veces bajo la protección de la deidad de la lluvia y en otro pugna contra el dios de la muerte

De igual manera que Itzamná, Chaac, era un dios benévolo, una deidad de la vida prosperidad y sobre todo de la abundancia.

Ah Puch. Dios de la Muerte:
Ah puch Tiene por cabeza una calavera se encuentran demarcadas sus costillas y su columna se ve sobresaliente.

Ah Puch, es la antítesis de Itzamná, tiene como él dos jeroglíficos para su nombre, y es, después de éste, la única deidad o dios que se demuestra de esta forma.

Un signo que se encuentra asociado frecuentemente al dios de la muerte es algo parecido al signo de porcentaje %. El dios de la muerte era la deidad patrona del día Cimí, que significa "muerte" en maya.

Ah Puch es una deidad malévola. Su figura está asociada con frecuencia con el dios de la guerra y de los sacrificios humanos, y sus constantes compañeros son el perro, el ave Moán y la lechuza, considerados como criaturas de mal agüero y de muerte.

Ixtab. Diosa del suicidio:
La antigua cultura maya creía en los suicidios y que los suicidas se iban directamente hacia el paraíso. Tenían una diosa especial que era la patrona de los que se habían privado de la vida ahorcándose.

Tiene los ojos cerrados por la muerte, y en sus mejillas un círculo negro que representa la descomposición de la carne.

Xaman Ek. Dios de la Estrella Polar:
La naturaleza de su aparición en los manuscritos muestra que ha de haber sido la personificación de algún cuerpo celeste, importante.

Se cree que esta deidad funcionaba como de "guía de los mercaderes" puesto que la estrella polar es la única estrella fija que se puede observar en las latitudes del Petén y Yucatán.

Era una deidad benévola; se la encuentra asociada con el dios de la lluvia Chaac y era probablemente el patrono del día Chuen.


Ek Chuah. Dios de la Guerra:
Es representado como un hombre de un labio inferior muy deforme y con la cara pintada de color negro el cual representa la guerra.

Esta deidad parece haber tenido un carácter doble y contradictorio; como dios de la guerra era malévolo, pero como dios de los mercaderes ambulantes era benefactor.

Chuah también es el patrono del cacao, y quienes poseían plantaciones de este fruto celebraban una ceremonia en su nombre en el mes de Muán.

Por una parte parece haber sido hostil hacia el hombre, y por el otro su aliado, una deidad de dos caras (dual), parecida al dios Jano de la antigua Roma.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada